Dilan Etchenique ingresó a Quebracho Aeroparque en cuanto su edad se lo permitió. Con 12 años se quiso inscribir porque tenía amigos en el Centro y le interesaba la propuesta de Quebracho, principalmente el boxeo. Durante los siguientes años, Dilan realizó sus 3 años de ciclo básico en la UTU de carpintería durante la mañana y por la tarde  participaba de las actividades como cualquier adolescente.

Una vez terminado el ciclo básico, surgió la posibilidad de que continúe sus estudios en Talleres Don Bosco en la especialidad de carpintería. Esto se pudo lograr gracias a un donante que durante los 3 años de estudio apoyó económicamente con el 100% de la cuota. En una charla con Dilan para realizar esta nota, nos contó que cuando se le planteó la posibilidad de continuar sus estudios en Talleres Don Bosco lo tuvo que pensar bien porque, si bien era una oportunidad, también era una gran responsabilidad. 

Tres años más tarde, Dilan terminó sus estudios con excelentes notas. Él mismo nos cuenta que este proceso le cambió la forma de pensar y de ver las cosas. Si bien al principio fue difícil porque tuvo que adaptarse a una nueva rutina, la cual incluye comenzar el día a las 5 de la mañana para llegar a estudiar a Montevideo, ahora está disfrutando mucho de ver hasta donde llegó y, dicho con sus palabras, está muy contento de sentir que  “al entrar era una persona y ahora soy otra“. Entre otras cosas, Dilan destaca que en todo el proceso fue un factor clave el entusiasmo de su padre para que él continúe con sus estudios y aproveche esta gran oportunidad.

Desde Quebracho estamos muy contentos de haber podido vivir este proceso junto a Dilan, viéndolo crecer y superar adversidades y estamos muy agradecidos con todos los donantes que permiten este tipo de oportunidades para los adolescentes de Quebracho.